Gracias a una serie de funciones que introduce Kotlin veremos como sacarle el máximo provecho al lenguaje. Con el siguiente ejemplo de modismos te resultará más sencillo comprender de que estamos hablando.

Empecemos con el siguiente ejemplo:

En ese código tenemos una data class de un usuario que tiene dos propiedades, nombre y edad. Esas propiedades son variables por lo que en algún momento las vamos cambiar, así que con apply podemos modificarlas y además con un simple vistazo vemos que está pasando y a quien (estamos “aplicando” un nuevo name y age a user) ahorrando código duplicado (escribir varias veces user) :

Este ejemplo de modismos era corto y muy simple, pero cuando el código empieza a crecer y se vuelve más complejo el uso de estos modismos facilitará mucho su lectura y mantenimiento.


Enlaces de interés:

Menú